Machismo en España

¿Es españa un país machista?

Ya conocemos el significado de machismo y lo que implica, por lo que ahora nos adentramos específicamente a España, la sociedad española, ¿Es machista?, ¿Cómo se percibe el machismo en la actualidad?

Según Susana Martínez Nobo, presidenta de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, señala que a pesar de los avances, en España se sigue observando desigualdad en el ámbito laboral refiriéndose a la poca cantidad de mujeres que ocupan altos cargos en las empresas, en el ámbito educativo y en lo económico, pero que principalmente, en España se observa un alto índice de violencia de género, en contra de la mujer.

Señala que en comparación con algunos países, España cuenta con una de las mejores legislaciones en cuanto a violencia de género, pero considera que falta mucho trecho por aprender, y que es necesario realizar avances en cuando a la educación sexual y la educación sexual, puesto que como hemos señalado anteriormente, la violencia física no es la única manifestación de machismo. Considera importante incluir en la educación "la idea de igualdad esté imbuida en todos los contenidos: en los textos, en el lenguaje, en la forma de enseñar, etcétera", cómo ejemplo la participación de niños y niñas en las mismas prácticas deportivas.

La educación en niños y adolescentes en cuanto a la igualdad, muchas veces no es tomada en cuenta, puesto que el machismo no es un tema al que le damos la importancia que merece, según estudios la problemática machista empieza a edades muy tempranas. En España se ha determinado que entre los jóvenes de 15 y 29 años, 33% considera aceptable o inevitable la violencia de control; ¿que entendemos como violencia de control?, se habla de esto cuando hay presencia de violencia propiamente dicha, que contiene coacción o amenazas, implícita o explícitamente.

Según un estudio del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, 80% de los jóvenes entrevistados afirmaron conocer algún acto de violencia de género, y nueve de cada diez adolescentes manifiesto haber ejercido algún tipo de violencia psicológica sobre su pareja. Los jóvenes a pesar de estar de acuerdo y considerar normal el control y la superioridad, muestran rechazo a las actitudes machistas, a la violencia física o psicológica, pero este hecho se observa principalmente porque no saben identificar conductas que tengan contenido machista o violencia de género, según un estudio realizado por la socióloga Verónica de Miguel.

El gobierno español está consciente de la importancia de prevenir la violencia machista, desde temprana edad, por lo que han trabajado en campañas de concientización, para detectar manifestaciones de maltrato y además demostrar las consecuencias que pueden tener a futuro. Sin embargo cómo hemos mencionado es importante realizar acciones más contundentes.

Por otra parte, comentábamos que en España se sigue observando desigualdad en el ámbito laboral, y este es un hecho que viene desde hace muchos años, a inicios del siglo XX, donde comienza a observarse la división salarial y laboral en función de estereotipos generados en la sociedad moderna. A partir de los años 70 comienza a tratarse este tema, se realizan informes e investigaciones para entender la desventaja de la mujer en este ámbito.

Actualmente en España según estadísticas, se afirma que la presencia de mujeres en cargos gerenciales o directivos, no ha tenido un gran progreso, puesto que el 30% de las empresas no tiene una mujer en estos cargos. De acuerdo con la OIT (Organización Internacional del Trabajo, el 30% es un dato crítico pues implica que la opinión y la decisión de las mujeres no se están tomando en cuenta.

Aquí mostramos algunos datos de Inmujer en su informe “Informe Mujeres y Hombres, 2013”, un 38,7% de hombres (de 10 y más años) trabaja con remuneración y dedica una media diaria de 8 horas al trabajo, frente a un 28,2% de las mujeres, quienes dedican 6 horas y 43 minutos diarios al trabajo.

Un 91,9% de mujeres (de 10 y más años) realiza tareas del hogar y se ocupan del cuidado de niños, ancianos y personas dependientes durante 4 horas y media diarias, frente a un 74,7% de los varones que dedican en promedio 2 horas y media.

Estas cifras nos demuestran que efectivamente existe una amplia desigualdad a nivel económico en el ámbito entre ambos sexos. Sin embargo la parte económica no es lo único que afecta en el trabajo al sexo femenino, mucha de esto suele venir de la práctica del micromachismo, o violencia de baja intensidad para desprestigiar a la mujer. La violencia machista en el ámbito laboral español, está mucho más arraigada de lo que sabemos, y no se encuentra incluida dentro de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, ya que está limitada las mujeres agredidas en relaciones de pareja. En 2006 se realizó un estudio, sobre el acoso en el trabajo, este análisis destacó que un 24% de las mujeres afirmaba haber sido agredidas por chistes con contenido sexual, y un 4% haber sido víctimas de comentarios, preguntas e insinuaciones sexuales en el trabajo.

La sociólogo y activista Ángeles Briñón señala, “cada vez hay más empresas, tomando en serio la igualdad de género y este es el mejor camino para suprimir las actitudes machistas. Medidas claras cuando se produce acoso o discriminación es la mejor manera de eliminar el machismo en el ambiente laboral”.

Y por último tenemos el caso más serio de machismo, cómo lo es la violencia de género, definida por el Ministerio de Sanidad, servicios sociales e igualdad cómo “La Violencia contra la mujer es una forma de discriminación que impide gravemente el goce de derechos y libertades en pie de igualdad con el hombre”. Esta definición incluye la violencia basada en el sexo, es decir, la violencia dirigida contra la mujer porque es mujer o que le afecta en forma desproporcionada. Incluye actos que infligen daños o sufrimientos de índole física, mental o sexual, amenazas de cometer esos actos, coacción y otras formas de privación de la libertad. Según datos de oficiales del Instituto de la Mujer y de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, en España entre los años 2003 y 2015 se registraron 826 decesos de mujeres por violencia de género. En los últimos años se ha registrado un incremento en el número de víctimas, principalmente en dos rangos de edad, entre 25 y 39 años y entre 50 y 54 años de edad, con un porcentaje de 48% y 18% respectivamente.

Para el año 2015, se registraron 35.112 mujeres con medidas legales por maltrato, mientras que 27.624 fueron registradas cómo victimas con orden de protección o medidas cautelares, cifras bastante grandes y preocupantes, principalmente porque están determinadas por aquellas mujeres que se han atrevido a realizar denuncias, pero sabemos que existen muchas que lo ocultan. Por otro lado están las victimas de agresión sexual, otra manifestación del machismo, en España desde 2009, se han registrado más de 8.200 agresiones sexuales con penetración, es decir 3 al día, una cada 8 horas, La Ley Integral Española no considera las violaciones sexuales cómo violencia de género, a pesar de que está considerada una manifestación del machismo.

Todas estas cifras, sumado a la falta de leyes que la controlen, nos demuestran que España está lejos de ser un país igualitario, demostrando que sí existe el machismo, a pesar de todos los avances que se han tenido a través del tiempo. Muchos expertos coinciden en la necesidad de prevenir estas conductas a través de la educación y la cultura, puesto que el principal problema es que la sociedad no está consciente del machismo, no sabemos identificar sus manifestaciones, y esta ignorancia se ha ido transmitiendo a las nuevas generaciones.